top of page
  • Writer's picturePaola Reyes

Broccolini con aceite asiático




Este plato es súper fácil y tiene muchísimo sabor. Lo haces en menos de 30 minutos y la salsita te sobra para algún otro invento.


La idea es hacerlo como una ensalada caliente para acompañar una comida asiática. Pero, también te lo puedes comer con arroz, quinoa o fideos de arroz si te provoca una comida sencilla, ligera y vegetariana. También es un súper complemento para un bowl.


Esta salsita es de base de aceite caliente pero OJO: no debes quemar el aceite – solo lo debes calentar. Luego puedes usar esa misma salsita para pez, hongos, berenjenas bok choy o cualquier vegetal que se te ocurras rostizado o incluso hervido.


A la salsita le puedes agregar Tamari, liquid aminos, miso o cualquier otro condimento para darle más sabor umami. Pero agregalos después de hacer la base – sobre todo en el caso del mismo para no matar las bacterias buenas.


Inténtalo y vas a ver que te vas a sorprender de lo rico y sencillo que es.



Ingredientes:

4 brocolinis o 1 rbócoli grande

2 cdts aceite de oliva

1/3 taza aceite de aguacate

½ taza cebollina picada muy finita

1 cda jengibre rallado

¼ cdta sal + al gusto

¼ cdta red pepper flakes

½ cdta aceite de sésamo

Opcional: 1 cdta de miso


Procedimiento:

  1. Precalienta el horno en 400

  2. Corta las ramas del brocolini en tallos delgados y largos. Si usas brócoli, puedes cortar las ramas hacia abajo y con parte del tallo para que te queden pedazos largos.

  3. Agrega 2 cdts de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto a tus brocolinis y sóbalos un poco.

  4. Colócalos en una bandeja de hornear asegurándote de tener suficiente espacio entre cada rama y mételos al horno por 7 a 8 minutos.

  5. Mientras tanto, calienta el aceite de aguacate a fuego bajo en una olla.

  6. Mientras tanto, pica tu cebollina y ralla tu jengibre o mete todo en un procesador de alimentos hasta que te quede picadito.

  7. Vierte la cebollina y jengibre en un bowl pequeño y agrega lod red pepper flakes.

  8. Para saber si el aceite de aguacate está caliente, vierte un pedacito de cebollina y fíjate cuánto burbujea.

  9. OJO: no quieres que el aceite se queme, solamente que se caliente bastante.

  10. Si está caliente, vierte el aceite con cuidado sobre el bowl y mezcla.

  11. Agrega la sal y aceite de sésamo – revuelve nuevamente.

  12. Si vas a agregar miso, no agregues la sal antes de probar con el miso para que arregles tu punto de sal.

  13. Saca los brócolis del horno, y agrega la salsita encima. Sirve inmediatamente para que esté caliente.


  • Idealmente: Deja reposar tu salsita al menos 30 minutos para que los sabores se junten bien.

  • Puedes guardarla en un frasco: aguanta prox. 3 semanas.

91 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page