top of page
  • Paola Reyes

La lactosa y los quesos


¿Sabías que somos el único mamífero que, de adulto, consume leche de otro mamífero? ¿Sabías que la habilidad de digerir la lactosa después de la infancia es una anormalidad biológica? ¿Sabías que tenemos un gen llamado LCT que nos ayuda adigerir la lactosa y que este gen se apaga después de la infancia?


Estos hechos son MUY tristes para mí porque toda mi vida he amado el queso, el yogurt y el helado de pistacho. Por suerte, nunca le tuve mucho cariño a la leche al menos que fuera la leche de cornflakes.


Mi historia personal con los lácteos ha tenido bajas y muy bajas… he aprendido que no soy intolerante por completo pero tampoco tengo la habilidad anormal de digerir la lactosa chillin.


Como a los 20 y pocos, el reflujo me estaba matando, hice la dieta de la eliminación y dejé los lácteos atrás. Fue la primera vez que hice la conección entre lácteo y reflujo y dije: no más. Luego cuando viajé por el mundo, tuve épocas de quesos orgánicos, gourmet y artesanales pero también épocas donde ni siquiera conseguía queso porque estaba en algún lugar de Asia (la mayoría de los asiáticos no tolera la lactosa).


Entonces algo me hizo click: cuando no comía lácteos del todo mi piel estaba bella y nunca tenía problemas gastrointestinales. Cuando comía quesos artesnalaes, de leche orgánica que olían fuertísimo y eran añejados, no me caían mal pero sí le hacían mal a mi piel. Cuando por alguna razón comía queso en rebanadas o mozzarella barato de pizza de calle, me caía HORRENDO y quedaba MAL – muy mal….. con el helado no dejé de tratar como hasta hace 5 años: me costó MUCHO dejar ir el gelatto.


Empecé a investigar porqué unos me caían ok y otros pésimo. Aprendí lo siguiente:


1. Los quesos añejados y duros como el parmesano, el aged cheddar y manchego son quesos de procesos de fermentación largos donde las bacterias que se producen, transforman la lactosa a ácido láctico o sea que los puedes digerir mucho mejor.

2. Los quesos mega procesados que viene en rebanadas tiene cero bacterias y simplemente no contribuyen en nada positivo a tu tripa.

3. Los quesos frescos como cottage, brie ni añejado, queso crema etc.. tienen la mayor cantidad de lactosa.

4. Los quesos de leches de cabra y oveja naturalmente tienen otro tipo de lactosa más digerible que la de vaca.

5. Los quesos y lácteos “light” en general, son basura inorgánica para tu tripa – el proceso de eliminar la grasa, deja solamente la lactosa y la lactosa es azúcar bebé. Tu crees que estás comiendo light pero estás comiendo bien heavy – sugar heavy.

6. Los yogurts light son altamente procesados, pasa lo mismo que con los quesos y peor aún: no tienen las bacterias ni probióticos que naturalmente nacen durante el proceso de fermentación. SÍ al yogur griego FULL FAT! NO al yogr 2% y light… wakala .. NO


¿Qué cómo hoy en día? Amo el queso de cabra, el feta de verdad (debe estar hecho de leche de cabra y de oveja), el parmesano y el manchego… y amo la burratta – sobre todo en la pizza -pero no puedo comerla tanto.


Los fines de semana disfruto de una rebanada de queso blanco del país porque soy panameña. Si me ofrecen una bandeja de quesos finos bien olorosos, me voy a comer un par de pedazos y posiblemente mi piel vea las consecuencias más tarde.


Pero en mi día a día no como: amarillo, cheddar, light line, havarti, muenster, gouda etc etc… Además, trato de balancear: si un día comí mucho queso tal vez debo abstenerme por un par de días después.

Me encanta el yogur pero lo uso más en ensaladas y vegetales de lo que lo como solito. También uso labneh que es yogur con menos líquido. Casi nunca tomo keffir aunque sí me gusta pero no sé… no esque le tenga tanto cariño… ya para eso me como el yogurt.



Y tu.. ¿eres parte del 2/3 o tienes una habilidad anormal envidiable a modo X-Men?

20 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page