top of page
  • Paola Reyes

Snowballing la creatividad...

Updated: Dec 16, 2020




Hace unos meses, a mediados de la cuarentena…en algún momento entre Marzo y quién sabe cuándo, estaba bastante deprimida. No era por covid ni tampoco por estar encerrada. Mi estado de ánimo era el reflejo de un sentimiento que me carcomía desde lo más profundo: el sentimiento de ser inútil, de no hacer nada, de no tener una lista de pendientes que completar y mucho menos: metas a corto plazo. Mi agenda estaba en blanco, mis días se esfumaban cuidando a lo peques y cocinando. Lo único que importaba era lograr mantenernos saludables.


Si eres una persona a quien le gusta estar ocupada, podrás identificarte. Mi trabajo es administrar un restaurante, desarrollar recetas, atender a clientes e imaginarme nuevas formas de atraer más clientes. Con la pandemia no tenía ninguna de esas tareas.


Mientras gastaba tiempo en redes y chateando en whatsapp, me dí cuenta que durante la cuarentena, más que nunca, las familias necesitaban administrar su cocina: inventariar, guardar, congelar, no malgastar, planificar. Lo que yo hago en mis restaurantes.


Así se me ocurrió: porqué no hago stories de cómo guardar la comida para que dure más en la refri o en la despensa, sobre qué alimentos se pueden congelar y tiempo de vida etc. Es decir, todo el conocimiento de guardar insumos en el restaurante pero para una casa.


Así nació mi trabajo inventado de pandemia: un emprendimiento sin remuneración que se convirtió en más de 150 stories de Instagram con información sobre cómo planificar, comprar, y guardar.


Entonces empecé a recibir mensajes de desconocidos y de amigos agradeciendo lo compartido o preguntando por más. Empecé a sentirme útil y felíz nuevamente asique seguí haciendo stories de otros temas con información que podía servirle a todos. Me metí en mis temas favoritos: cómo cocinar granos, vegetales y cómo usar especias y hierbas.


La pandemia sigue muy presente en nuestras vidas pero la cuarentena se acabó. Si hay algo que aprendí durante el encierro es que a veces las ideas no se te ocurren, no caen del cielo – a veces, las ideas se forman mientras estamos creando, diseñando y haciendo. A veces, empezamos a crear por necesidad personal y terminamos con cosas que también le sirven a los demás.

21 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page