top of page
  • Paola Reyes

Sobre remojar y germinar granos



Muchas personas aseguran que es MUY necesario germinar los granos para consumirlos, otras los dejan remojar una noche y otras simplemente los transfieren de la bolsa a la olla.


Germinar granos es básicamente lo que aprendimos en la escuela con el poroto que se convierte en una planta. Excepto que lo vamos a hacer en un frasco controlando temperatura y humedad para no crear bacterias ni hongos.


Consumir granos germinados es buenísimo porque logras extraer la mayor cantidad de nutrientes, minerales y antioxidantes del grano. Al germinarlos, reduces la cantidad de almidón y de ácido fítico – dos compuestos que bloquean la absorbción de nutrientes cuando te lo comes.


Pero obviamente no siempre vamos a poder germinar todo y tampoco es 100% necesario. Puedes simplemente dejar tus granos remojando una noche entera, botar esa agua y cocinarlos en agua nueva. Al remojarlos ya estás removiendo el ácido fítico y logrando una mejor absorción de nutrientes.


Si las cocinas directo de la bolsa, no te preocupes: siguen siendo muy saludables – te van a dar nutrientes y mucha fibra.


Recuerda que tampoco nos podemos estresar por cada una de las cosas que entran a la boca. Seamos consientes de germinar de vez en cuando y tratemos de siempre remojar. Pero si no remojaste y te provocan unas lentejas o frijoles – prepáralos igual – no pierdes NADA… solo ganas.



Paso a paso para germinar

1. Dejar 1 taza de granos remojando por al menos 8 horas

2. Escurrir los granos y botar el agua

3. Pasar los granos a un frasco

4. Ponerle una tela muy delgada tipo “cheese cloth” con una liga. NO poner tapa

5. Poner el frasco boca abajo y elevarlo con algo para que la superficie sobre la que está, no lo tape.

6. Dejar el frasco así por el resto del día y en la noche enjuagar las lentejas.

7. Volver a escurrir y repetir los pasos 2 a 5 hasta el día siguiente.

8. Al día siguiente repetir el enjuague, la escurrida etc. Ya se deben empezar a ver colitas

9. En la noche volver a enjuagar, escurrir, etc.

10. Al día 3 ya están listas para comer – dependiendo que tan largas quieres las colitas puedes repetir todo un día más.


Guardar en la nevera hasta que los vayas a usar. Se pueden consumir crudos pero por la humedad en Panamá es recomendable cocinarlas un poco en agua hirviendo.

22 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page